entrevistas ilustracion

Iván Castro: lettering tropical

Ivan es una verdadera eminencia no solo del lettering sino del lettering de estética retro-tiki. Ha diseñado la tipografía de sitios tan importantes para amantes del tiki como la imagen del Latitud 29 (el bar de Beachbum Berry), la portada del catálogo de la exposición de The Art of Tiki (la muestra que organizó Sven Kirsten en Los Ángeles), la portada del libro “Tropical Cocktails”, la imagen del Tiki Chateau, el mural de nuestra querida tienda amiga Chopper Monster o del bar Shaka and Shake de San Sebastián.  

Hay una entrevista en youtube, que te hizo tikibarcelona, completísima por cierto, en la que se te pregunta por música, vasos, ilustradores, etc, pero es de ¡hace ya 8 años! ¿Cómo ha sido tu evolución respecto al tiki en estos 8 años?
Esa entrevista está hecha en el momento en el que teníamos el blog y estábamos muy activos en las redes y a tope con el tiki pero la evolución de ese momento a ahora ha sido de calma, es decir, que tú puedes estar muy a tope con algo pero hay un punto en que eso lo normalizas y es parte de tu vida por lo que no tienes la necesidad de compartirlo todo el tiempo y estar activo siempre. El tiki ahora forma parte de nuestra vida y ya no es algo de lo que haya que hablar tanto. 

Por cierto este chico hizo un par de entrevistas más a gente relacionada con el tiki en Barcelona pero no volvió a publicar. ¿Sabemos qué fue de él?
Él me hizo esta entrevista porque estaba estudiando algo relacionado con el documental y la hizo como parte de sus estudios. Por lo que intuyo que una vez acabó los estudios terminaron las entrevistas en vídeo.

Una pena porque había entrevistado también a Nicolás del Kahala y Edu del Kahiki, dos bares tikis clásicos de Barcelona.
Sí, él era muy amigo de Santi, el primer chef de un restaurante que había justo al lado del Kahala, que ahora es un poke pero en principio tenía intención de ser un restaurante polinesio y le pillaba cerca el Kahala.

Algunos de los trabajos de Iván: Logo para Latitude 29, Mural para Coctelería Tahití, Portada para The Art of Tiki, Portada para «The Home Bar Guide to Tropical Cocktails»

Comentabas en la entrevista que todo este mundillo de inspiración hawaiana que nos gusta a los amantes del tiki en realidad poco tiene que ver con la cultura hawaiana real y sí con la invención de un par de avispados como Don the BeachComber y Trader Vics. 
Don the BeachComber y Trader Vic’s fueron creadores de la estética pero lo que hicieron más bien fue una especie de collage. Don the BeachComber lo que hizo en realidad fue poner en su bar toda la parafernalia que había ido recopilando en sus viajes por el Pacífico, que lo mismo era una máscara de Papúa que un tiki de Tahití que otro de Hawaii que Tapa Cloth que había traído de Fiji…al final todo esto acaba haciendo una especie de estética pan-polinésia que en su origen sí eran artefactos reales pero al pasar por la cultura americana se reinterpreta y se hacen tikis que nada tienen que ver con los tikis originales polinesios. 
Por tanto no es que lo inventaran, es que ensamblan cosas para crear una especie de imaginería más popular.

Bueno yo decía que lo habían inventado porque Don the Beachcomber trasladó todo eso que tenía en su bar de Hollywood a los bares que abrió en Hawaii, entonces lo que hizo fue expandir esa idea suya.
Bueno digamos que Don the Beachcomber “inventa” esta estética y Trader Vics la populariza. Los americanos tienen en la cabeza esta idea de bar tiki y a finales de los años 50 Hawaii se convierte en un Estado; el turismo de EEUU hacia el archipiélago se democratiza y los americanos del continente van a Hawaii buscando un Don the Beachcomber y no había porque eso era un invento americano. Entonces en ese momento Don the Beachcomber, por cuestiones legales, vamos básicamente porque su exmujer le roba la empresa se va a Hawaii para seguir con su negocio.

¿Qué dices?
Don the Beachcomber se casa con Sunny Sand, que era una modelo de centro comercial, es decir tú te vas a una tienda y si quieres ver como queda un vestido por ejemplo, hay chicas que se lo prueban y así ves cómo queda puesto, y ella trabajaba en eso.
Al casarse con Don the Beachcomber se hace su socia y cuando se divorcian ella se queda con los derechos de Don the Beachcomber en EEUU continental. Por tanto como él no puede abrir más restaurantes en el continente lo que hace es irse a Hawaii y en Waikiki abre su primer Beachcomber y luego abre más restaurantes en las islas muy similares a lo que había hecho en California. 
Así que sí es una cosa un poco rara porque exporta en Hawaii lo que había llevado a América precisamente desde Hawaii y otros lugares del Pacifico. Hoy día nos explotaría la cabeza con eso, le acusarían de apropiación cultural en menos de un minuto, pero los 50 eran otra cosa.

Toda esta información sobre la creación del tiki, además de en los libros de Sven Tiki ¿la has ido obteniendo de tus viajes?
Bueno los libros de Sven están muy bien, muy completos pero si lo que nos gusta es el salseo hay un libro de Jeff Beach Bum Berry “Sippin Safari” que el año pasado se publicó la edición del 10º aniversario, es un libro muy chulo y muy interesante, con mucho contenido, además de coctelería, habla sobre las personas que había detrás de las barras, y tiene un montón de información jugosa.

Iván Castro en Bali Hai, San Diego

En España tenemos nuestro propio inventor de iconografía tiki, Vicente Muñoz, que fue quien diseñó el mobiliario, cartas y demás del Bora Bora de Madrid (abierto en 1975) poco más sabemos de él. 
Vicente Muñoz era un artista que recibe el encargo de diseñar un bar polinesio y tiene que hacer las cartas, los vasos…todo. Y de pronto se encuentra con que tiene que ponerse al día con la estética esta.
Yo conozco su trabajo pero quien te puede contar mil historias es Miguel, que lo conoce y ha visto de primera mano su trabajo, y cuando digo su trabajo no me refiero a los vasos o mobiliario, sino a los bocetos y proceso de creación completo.
Y él mismo claro, que ya será muy mayor pero tenemos la suerte de que sigue vivo y se puede hablar con él.
En el documental de “Viva tiki” se habla sobre Vicente porque es una figura poco reconocida y sin embargo imprescindible en la historia del tiki de nuestro país, que hay que reivindicar.

Iván Castro y Miguel Escobedo

Respecto a los vasos, tenemos que hablar de otro pilar básico en el tiki ibérico: Cerámicas Pavón. Vicente, en un principio trabajó muy estrechamente con ellos. Él diseñaba los vasos y Cerámicas Pavón las fabricaba, una vez que se marcha Vicente Cerámicas Pavón sigue con la producción de los vasos y además incorpora algunos diseños nuevos.
Sí, eran socios. Vicente diseña la mayoría del catálogo y cuando él se marcha la fábrica sigue utilizando sus diseños. Pero esto es una práctica muy común, yo soy diseñador y cuando hago un trabajo para un cliente, una vez está terminado pasa a ser propiedad del cliente, es decir que aunque sea creación tuya si te han pagado por hacerlo es normal que luego lo sigan utilizando. 
Lo que sí podemos criticar a Cerámicas Pavón de los vasos iniciales a los actuales es el tema del control de calidad en la producción, es muy irregular. Ves las de los años 70 y la pintura es mucho más detallista, los moldes están más definidos.. Eso es porque el material de fabricación se ha ido degradando. Aunque no es siempre así, yo por ejemplo tengo piezas actuales suyas y están bien pero es porque las he buscado, o hemos ido con Miguel y ya le tenían guardadas para nosotros…si no, el resto es difícil que tengan tanto detalle. Es la única pega que yo pondría.

Ya que hemos entrado en el tema del tiki ibérico, igual que en los 70 surgieron gran cantidad de bares tiki, hace unos años había varios blogs hablando de tiki, como “Tiki Barcelona”, “Noches de Bora Bora” de Miguel o “Bastardo Saffrin” el tuyo junto a tu mujer Lady eve. En ellos hablabais de los bares polinesios en España (muchos de ellos ya desaparecidos), piezas de los bares (posavasos, servilletas…), arquitectura tiki en España, cócteles e incluso música. Háblanos de esa etapa del blog. 
Eva al principio participaba bastante en el blog pero llegó un momento en que lo dejó en mis manos y se desvinculó del contenido. Esa época fue muy divertida porque el blog nació en un momento en que empezábamos a interesarnos mucho por el blog por el tiki y nos damos cuenta de que no hay información en español sobre tiki y la que hay en español también es muy dispersa. Además hay blogs que hablan de cosas que están bien otros son un desastre…sobre todo en coctelería, respecto a las recetas de cóctel aquello es un desmadre, a cualquier cosa se le llama “cóctel tiki”. Así que decidimos abrir un blog para ir comentando las cosas que vamos descubriendo, en realidad era más un bloc de notas para nosotros. Al principio subíamos información y ya, pero poco a poco, como había tan poca información, a poco que buscaras algo de tiki en español aparecía nuestro blog y eso hace que el blog se convierta en un punto de reunión de las pocas personas interesadas en el tiki en España, y así fue como conocí a Miguel, y a su vez le inspiró a abrir el suyo y eso hizo que se creara la microcomunidad tiki que hay ahora.
Para nosotros era muy guay porque nos retroalimentabamos con eso, aprendíamos cosas sobre tiki, lo que nos valía para genera contenido para el blog,  no era que nos encontráramos cosas por casualidad, es que realmente investigábamos y fue muy enriquecedor. También a la hora de visitar bares y hacer una review nos daba mucho juego el poder hablar de los elementos, entrevistar a las personas que lo llevaban… Fue una época muy guay porque descubrimos muchas cosas, conocimos mucha gente e hizo de catalizador de los cuatro frikis de esto que andábamos desperdigados.

¿Por qué dejasteis de hacerlo?
Hubo dos motivos principalmente. Yo estaba trabajando en ese momento como diseñador gráfico en un estudio, con un horario y tenía más tiempo libre, pero llega un punto en que decido montarme mi estudio y trabajar como freelance y ahí se acaba lo del tiempo libre. Así que una de las cosas es la falta de tiempo.
Por otro lado, el origen del blog era el de recopilar los descubrimientos que íbamos haciendo y poner información online en un mundo en el que no había nada pero llega un punto en que, no es que lo sepas todo pero como dejas de descubrir cosas nuevas y deja de haber cosas que te inviten a generar contenido nuevo.
El blog abre en el año 2007 y a partir de ahí nacen más blog, pasan más cosas, en el mundo de la coctelería empieza a haber un revival del tiki y empieza a generarse un montón de información muy mezclada y alguna errónea sobre el tiki. Y piensas -pues si ya no tengo muchas cosas que contar y ya hay un montón de gente más contando cosas, tengan sentido o no, y encima no tengo tiempo, ¿para qué seguir con el blog?-.
Es una pena porque a partir de ahí es cuando hacemos algunos viajes a EEUU, a Hawaii, y sí que podríamos haber generado un contenido guay pero ya no teníamos tanta energía como para sacarlo adelante. 

Iván con Lady Eve en la plantación de Dole (North Shore de O’ahu)

Con la cultura tiki pasa que es como una montaña rusa, se pone de moda y surgen un montón de cosas, cae en el olvido, luego alguien lo vuelve a recuperar y así. Ahora parece que está habiendo un nuevo revival con el documental del “Viva tiki”, el Festival de Valladolid…Bueno es que estos proyectos en concreto son herencia de aquello. En el documental participamos personas que éramos parte de esa camaradería que se gestó como Miguel, Oriol, yo..
El Tiki Experience igual, lo monta Oriol, que era lector de nuestros blogs, que aunque ya no se sigan haciendo, dejaron una comunidad.
Yo no diría tanto que hay picos sino que más bien hay como una “escena” y de vez en cuando salen cosas.

Los chicos de Viva Tiki comentaron que eras parte del comité de expertos. ¿Cuál es realmente tu papel en el documental? 
Hasta ahora lo que he hecho, por una lado es desarrollar la gráfica y por otro producción (poner en contacto gente). Y respecto a los contenidos, aunque hay un núcleo duro de producción y dirección, que son Carles, Xavi y Joel, cuentan mucho con Miguel, Oriol y conmigo a la hora de generar los contenidos.

Logo de Viva Tiki diseñado por Iván Castro

Yo creo que el amor por la cultura tiki se refleja básicamente en 5 aspectos: colección de vasos, coctelería, música, colección de objetos de bares (servilletas, cartas, posavasos, cajas de fósforos, etc), y ropa.
Hay gente que le da más por los vasos, otros por los vasos y las camisas, otros por la colección de objetos..
A mi me pilla por todo lados jaja.

Vamos a comentarlos por partes:
– Colección de vasos
Para alguien que está empezando a coleccionar hay varias opciones: tiendas como Chopper Monster (que venden reproducciones de lo que fueron vasos clásicos, como los de la marca Tiki Farm), Internet, rastros, que es donde se encuentran muy de vez en cuando vasos originales de los bares tikis que hubo en España (en su momento solo en Madrid había 12) y por supuesto Cerámicas Pavón. 
Tengo entendido que Cerámicas Pavón tiene una línea de vasijas muy cotizadas entre coleccionistas, en especial los americanos, porque se basan en la iconografía de Papua Nueva Guinea, una línea exclusiva del tiki ibérico. 
Todo es cierto, bueno, quizá pondría en cuarentena lo de que en el Rastro se pueden encontrar vasos tiki porque lo veo muy poco actual, es decir, hay muy pocos vasos tiki antiguos en circulación y cuando aparece alguno suele ser en tiendas de cosas vintage y a unos precios…seguramente justos, porque hay muy pocos, pero que alguien que esté empezando no estará seguramente dispuesto a pagar.
Puede ser que de manera puntual aparezca alguno en un rastro, de una casa de alguien que se ha muerto que la vacían y resulta que ese señor un día se robó un vaso del Mauna Loa pero es muy raro.
Seguramente tiene más sentido tirar de Ebay, lo que pasa que es una putada porque los gastos de envío son terribles, te arriesgas a las aduanas, a que no llegue en buen estado…estamos en bastante desventaja respecto a los coleccionistas estadounidenses en ese aspecto.
Yo hace tiempo que no compro vasos tiki por dos motivos: porque los vasos tiki nuevos no me interesan demasiado, me parecen mas interesantes los modelos originales (no porque sea original, me da igual que sea una reproducción, no soy demasiado fetichista en ese aspecto, es más bien porque los vasos que se diseñan y se producen actualmente les falta el componente naif que tienen los originales). Por ejemplo los vasos tiki de Star Wars, o unos que hay de gatos, a ver, eso es una cosa muy personal, yo soy muy fan del tiki, soy muy fan de Star Wars pero un vaso tiki de Star Wars es algo que me parece una anécdota y que no tiene ningún interés para mi, que me tomo el tiki bastante en serio, pero si te lo quieres tomar desde un punto de vista más ligero o entiendes que es una anécdota ¿por qué no?. Yo eso no lo juzgo, yo digo que a mi personalmente no me resulta interesante.
Respecto a las cerámica de Pavón, es cierto que los americanos cotizan mucho sus vasos, especialmente con producciones anteriores como Arte 4, o C. Martinu es verdad que toman como inspiración Papua Nueva Guinea y no Hawai o Tahití u otras cosas a las que estamos acostumbrados. Esto tiene mucho que ver con lo que hablábamos de Vicente Muñoz. Cuando recibe el encargo se pone a investigar y se encuentra con un libro de arte oceánico que muestra sobretodo cosas de Papua Nueva Guinea y eso hace que sea la principal fuente de inspiración, eso no pasa en EEUU porque en EEUU obviamente tienen Hawaii más cerca y tiran más de esa estética.
Por otro lado también es cierto que los vasos españoles suelen prestar una atención al detalle en la pintura que los americanos rara vez hacen. Los vasos de Pavón están pintados a mano, con varios colores, etc, y eso en Estados Unidos no pasa, son más moldes con un esmaltado de un color siempre o con un detalle pintado pero con mucha menos riqueza en la pintura; es por eso que muchos vasos estén tan cotizados.

Parte de la colección de vasos tiki de Iván

Coctelería
Tengo entendido que el tiki llega a Europa en los años 70 y arraiga fuerte en España (sin embargo no dejó eco en otros países europeos). El tiki ibérico es prácticamente un copia fusilada del americano, aunque hay una cosa en la que España mejoró el original, y fue la coctelería. A raíz de las recetas clásicas se incluyeron modificaciones que colocaron a la coctelería española en una de las más avanzadas de la época. 
Mmm, yo no estoy demasiado de acuerdo con eso, porque el tiki llega a España en un momento en que la coctelería tiki ya en EEUU estaba de capa caída. Es decir, la coctelería original de Don the BeachComber es muy compleja, con muchos ingredientes y muy finos, con mediciones de los ingredientes muy concretas…y eso en Estado Unidos poco a poco se va diluyendo porque es muy difícil de mantener. A España llega la coctelería tiki cuando en Estados Unidos ya está en decadencia. Por tanto lo que llega a España ya son recetas tikis muy diluidas y no se mejoran, aquí ya se parte de un punto muy bajo, porque se primaba una velocidad en la ejecución y en el volumen de recetas porque los bares son muy grandes y tienen mucha demanda y los barman tienen que ir muy deprisa para reproducir muchos cócteles en poco tiempo y entonces no se podía medir las recetas, ni incluir muchos detalles o muchos ingredientes y tampoco había ingredientes de calidad. Así que lo que se va a hacer en España no son las recetas originales y el cóctel no es lo que más se va a disfrutar en un bar. Esto no quiere decir que dentro de algunos bares no haya alguna receta que miren un poco más que otras, pero yo hay bares que voy y me pido directamente una caña, no un cóctel porque sé que el cóctel no va a aportar nada.

Con Oriol Elías, el último día de la Coctelería Tahiti

Bueno es que la situación actual de los bares tiki no tiene nada que ver con los de los años 70. Lo hemos hablado con mucha gente, que es una pena que vas al Bora Bora, que es una maravilla de bar, precioso, con unos vasos espectaculares y sin embargo está la gente allí escuchando música de M80 y fumando cachimbas.
Sí estoy de acuerdo, pero eso tampoco tiene mucho que ver con los cócteles. Es cierto que los cócteles que se hacen ahora no son muy diferentes de los que se hacían en los años 70, la manera de trabajar es la misma.
Pero es verdad que en algunos bares se rompe demasiado la magia y acabas saliendo con una impresión de decadencia.
Yo recuerdo la primera vez que fui al Bora Bora, que tenía una tele enorme con toros.

Volviendo al tema de coctelería, me consta que has hecho el lettering para “Tropical Cocktails” un nuevo libro de cócteles, en el que tengo entendido que participa Sven Kirsten, autor de algunos de los libros de referencia para los amantes del tiki.
Sí, escribió el prólogo e hizo de consultor en el momento más inicial del libro. Porque este libro tuvo una evolución, primero se iba a enfocar más en los bares que tiene la gente en su casa y finalmente es más un libro de recetas.

¿Qué crees que aporta este libro a los que ya existen de coctelería tiki?
Son recetas originales de dos personas que se dedican a la coctelería de manera profesional. Como objeto es muy chulo, las fotos están super bien, las recetas son decentes, pero sinceramente si tenemos que hablar de coctelería los que mandan son los de Jeff Beachbum Berry: “Sippin safari”, “Potions of the Caribbean” y el “Grog Log”. Esos son el canon en coctelería tiki porque creo que lo interesante de los libros de Jeff es que recupera las recetas originales de los bares tiki, mientras que otros como por ejemplo este de “Tropical Cocktails” que está muy bien pero tienen un interés más relativo porque son recetas creadas de cero por los autores, no tanto recetas originales. Está bien, si te gusta la coctelería es un libro que hay que tener pero no lo tomaría como libro de referencia en coctelería tiki histórica.

Y en tu caso ¿cómo surge la colaboración en este proyecto?
Este libro lo ha publicado Korero Press que es una editorial con la que yo tengo una relación muy cercana desde hace años porque yo he publicado mis libros de lettering con ellos. Bueno el primero fue con Korero y el segundo estoy preparando ahora la traducción para publicarlo con ellos también.
Me llevo muy bien y trabajo regularmente con ellos haciendo básicamente lettering para portadas y en este caso era algo como de cajón. Yak, el editor me conoce perfectamente y sabe cuáles son mis intereses y en este caso lo vio clarísimo, yo conocía a una de las autoras y hubo feedback y además se daba la circunstancia de que mientras preparaba este libro yo estaba viviendo en Los Ángeles por lo que todo esto me pillaba muy a mano.

Hablemos de música. Cuando el tiki llega a España, en una primera ola de los años 40 España se llena de propuestas de música hawaiana, como la de Bonet de San Pedro y sus 7 de Palma.
En la actualidad tenemos a Javier Diez Ena y su proyecto de música exótica L´Exotighost y creo que poco más, porque incluso Akron es una exótica más espacial. 
¿Mencionarías alguna referencia mas antigua o actual?
La verdad que en España las cosas que hay de exótica son muy puntuales. Hay que tener en cuenta que la exótica ya en EEUU en su origen era como muy subgénero y eso que se inventó allí, pero si lo trasladamos aquí son casi más anécdotas que otra cosa.
Hay mucha gente haciendo surf, rockabilly… con ciertos toques o que incluyen la guitarra hawaiana como Mario Cobo, que a veces se le ve el ramalazo steel guitar, o Los Tiki Phantoms con la estética tiki. Los Tiki Phantoms además hacen un surf instrumental que tampoco pretende ser puro ni hacer un revival, sino que como son músicos que vienen de backgrounds muy diferentes hacen una mezcla entre metal, punk, surf y una cosa muy acelerada que nada tiene que ver con la exótica.
Exótica de libro, como un derivado del jazz con toques de bossa nova y sonidos raros, yo no conozco más que lo que has dicho.

– Coleccionismo
Para los amantes del tiki, es importante coleccionar piezas de los bares que existieron: servilletas, cajas de fósforos, cartas, posavasos, etc porque muchos han desaparecido y queda esa nostalgia de documentar. Pero hay otra vertiente para los amantes del tiki y es todos los que venimos de la cultura lowbrow, donde hay un montón de artistas que se inspiran para crear sus carteles en la temática tiki como Shag, Derek Yaniger. Actualmente en España tenemos a Roberto Argüelles, Rayos X, Raúl Bermudez, incluso vosotros mismos (Lady Eve y tú) habéis hecho algún trabajo gráfico de temática tiki para bares o el logo para Mr. Fez.
En todos estos souvenirs iniciales ¿crees que había alguna línea estética común? 
No. Nosotros ahora tenemos una visión muy romántica, pero muchas veces eran elementos que se hacían en la imprenta de una manera rápida y lo más barata posible, entonces el elemento común sería esa inmediatez. Por eso cuando vemos estos diseños, una de las cosas que nos gustan es su carácter naif a nivel de ejecución y diseño. No creo que hubiera mucho trabajo de diseño, era básicamente tirar de clichés. Una de las cosas que hicieron que me interesara por el tiki como diseñador gráfico fue precisamente esto, la estética de los bares, sus cartas, menús, cajas de cerillas, posavasos… porque era una gráfica muy sencilla, muy genuina y muy interesante y ahora no se trabaja así, todo está pensadisimo y muy meditado. 
Respecto a lo que dices de que ahora hay muchos artistas que toman esto como pretexto para generar sus piezas, una vez más creo que es menos interesante que las piezas originales porque pierden esa frescura y la inmediatez. Si alguien hace un cartel para un concierto con un tiki conduciendo un hot rod por ejemplo con una tabla de surf detrás no dejas de estar cogiendo clichés que en su origen no tenían nada que ver seguramente y generando algo nuevo pero que carece totalmente de la frescura de las piezas originales.

Iván Castro con Shag en el Kahala, de Barcelona

¿Conocemos el nombre de alguno de los diseñadores clásicos?
No, no ha trascendido ninguno pero porque creo que no se le daba importancia. 

Por otro lado, ¿qué referencias actuales citarías respecto al diseño de iconografía tiki?
Ya has mencionado a Shag y Yaniger. Yo añadiría Kevin Kidney, que me resulta muy interesante y junto a su pareja Jody Daily llevan muchos años trabajando dentro del sector en California y han hecho muchas cosas para Disney.
También Mookie Sato, para mí el mejor con diferencia, Miles Thompson, Jorge Alderete y Atomikitty. 
En cuanto a talla de tikis: Crazy Al Evans y Bosko son los reyes. 
A nivel de producción de mugs hoy día, Gecko es increíble y la francesa Bai también.

Vamos a por las camisas.
La ropa, es otra de las maravillosa invenciones que se exportaron de EEUU a Hawaii y estos finalmente adoptaron como suyas.  El éxito de la camisa hawaiana radicaba en que en lugar de comparte un souvenir inútil te podías llevar una camisa y lucirla después.
Bueno el origen de la camisa hawaiana no es americano sino que sorprendentemente es japonés.
Las camisas hawaianas originales en realidad se hacen con tela de kimono. Las más antiguas de los años 30 se hacen con excedente de tela de kimono. Hawaii tiene un sustrato cultural propio muy fuerte con mucha influencia americana pero también japonesa porque geográficamente está en medio y si vas a Hawaii te encuentras turistas americanos y japoneses por igual.
Pero es cierto que la camisa hawaiana es un souvenir que puedes lucir y que automáticamente ponértela de hace sentir como si estuvieras de vacaciones. Nadie se pone una camisa hawaiana en su día a día (yo sí), nadie con la cabeza bien amueblada digo, pero nadie se pone una camisa hawaiana para ir a trabajar a no ser que trabajes en Pixar. Y nunca tienes suficientes.
Volviendo a lo que decías de los pilares del amante del tiki, yo caigo en los cinco, pero seguramente en el de las camisas es donde le doy más fuerte. Dejé de comprar vasos porque no tenía sentido seguir acumulándolos y gastando pasta en ellos cuando al final van a estar en una caja guardados en un armario por falta de espacio, pero las camisas me las pongo todos los días.

Algo similar sucedió con las mujeres y el sharon dress, que no es un vestido original hawaiano, ya que las hawaianas por lo general son algo rollizas y lucen atuendos mas amplios. Los mu´umu´u, los vestidos hawaianos tradicionales son en realidad como túnicas. 
Serían personas como Shasheen quien le daría una vuelta más y usaría los motivos tradicionales polinesios para los estampados pero adaptándolos a la forma de los vestidos de los años 50.
Claro, los vestidos que nos podemos encontrar en un evento como por ejemplo en el Tiki Oasis con estampados de tikis o tribales son cortes clásicos de los años 50 y 60. Así como la camisa aunque una camisa aloha tenga los cuellos mas grandes y tal al final es una camisa, pero con los vestidos no pasa eso, por un lado están los vestidos tradicionales y por otro la que han adaptado el estampado.

¿Quieres añadir algo más?
Bueno, todo el mundo habla de Don The BeachComber y Trader Vic’s como los creadores del tiki pero creo que no hubieran tenido tanta importancia si no hubiera sido por toda la gente que ha venido detrás y que hizo del tiki algo mucho más grande. Si no hubiera habido gente que hubiera continuado con su legado quizá lo suyo se hubiera quedado en una anécdota. Y hay un montón de gente que se dedica a seguir con el legado, pero todo esto está muy bien explicado en “The book of tiki”. Los cuatro filipinos que trabajaron con Don the BeachComber y luego abrieron sus bares también tuvieron su importancia, o Steven Crane creador del restaurante Luau.
Como referencias tiki actuales yo citaría a Otto Von Stroheim que es el que organiza el Tiki Oasis.

No Comments Found

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.